Un laudo da la razón a Globalvía en la batalla accionarial por Itínere

La Corte de Arbitraje de la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Madrid ha decidido, en un laudo arbitral emitido hoy, dar la razón a Globalvía, Abanca y Kutxabank en el conflicto con Sacyr por la venta que la constructora realizó del 15,5% del capital que tenía en Itínere, la mayor concesionaria de autopistas en España, a Corsair y APG en febrero pasado.

Esta operación, valorada en 202 millones de euros, dejó a Globalvía como accionista minoritario en Itínere. Esta denunció la transacción argumentando el acuerdo que alcanzó en julio de 2018 con Sacyr, Abanca y Kutxabank para hacerse con sus paquetes en Itínere, equivalentes al 55,6% del capital, por 1.300 millones.

Sin embargo, Sacyr defendió que el acuerdo estaba condicionado a que Corsair, titular entonces del 38% de Itínere, no ejerciera su derecho de tanteo, una posibilidad contemplada en un pacto de accionistas que desde 2009 mantuvo con la constructora, Abanca, y Kutxabank.

Finalmente, estas dos últimas decidieron vender a Globalvía, y Sacyr lo hizo a la sociedad a Itínere Investco, vinculada a Corsair y al fondo APG, lo que les permitió elevar su participación al 60,19%.
El laudo conocido hoy tiene como medida principal la resolución del pacto de accionistas entre Corsarir, Sacyr, Abanca y Kutxabank con efectos a partir del 5 de febrero de 2018. Globalvía entiende que esto conduce a la invalidez de todas las operaciones hechas a partir de entonces al amparo de este, lo que incluye la venta del 15,5% de Sacyr a Corsair.

El tribunal ordena también a Liberbank a abonar costas a los demandantes, aunque rechaza la responsabilidad de la entidad financiera como partícipe necesario del incumplimiento del contrato. También dictamina que el grupo Gateway, Liberbank, Sacyr, Abanca, Kutxabank y Globalvía deben afrontar el pago de costas a Caser por importe de 34.000 euros.

Se espera que la vista judicial de este procedimiento tenga lugar en octubre y que haya una resolución antes de que acabe el año. Además, Sacyr podría instar una acción de nulidad contra el laudo en dos meses, según Efe.

Fuente: Cinco Días