Banco Santander y Allianz han logrado cerrar ya prácticamente todos los flecos pendientes para poner fin al acuerdo que la aseguradora alemana mantenía con Banco Popular para la venta de seguros y fondos de inversión.

El acuerdo de ruptura puede anunciarse la próxima semana y pone fin a algo menos de un año de negociaciones (se iniciaron en septiembre), pese a que ya desde que Santander se hizo el 7 de junio de 2017 con Popular por el precio de un euro, se especulaba con que Alianz no sería el socio del grupo bancario en el segmento de seguros.

Para ello, el banco que preside Ana Botín, tras varios tiras y aflojas, ha cerrado el acuerdo tras aceptar Allianz la última oferta del banco que valora en algo menos de 1.000 millones de euros el 60% de la compañía conjunta con Popular que estaba en manos de la aseguradora alemana. Santander ya heredó de Popular el 40% restante.

El pago, según apuntan varias fuentes se llevará a cabo de una sola vez, frente a la idea barajada con anterioridad de fraccionar este desembolso.

El acuerdo alcanzado ha evitado que Santander y Allianz acudan al arbitraje para poner fin al acuerdo que mantenía la alemana con Popular, una vez que el gigante bancario español ya contaba con su socio de bancaseguros, Aegon, cuyo pacto amplió en julio del pasado año, tras revisar su alianza en este segmento del negocio.

Santander también mantiene desde hace meses un acuerdo con Mapfre en el sector de empresas y autos.

El desembolso de estos menos de 1.000 millones correrán en parte a cargo de Aegon, tras incrementar su perímetro de negocio al incluir ahora también Popular. Ello explica que el consejero delegado de Santander, José Antonio Álvarez, explicara en la última presentación de resultados del grupo que la operación sería casi neutra para el banco.

En la memoria de Santander, de hecho, se explica que “no se prevé que estas operaciones (acuerdo de Santander con Aegon y ruptura con Allianz) vayan a tener un impacto significativo en la cuenta de resultados del Grupo”. El acuerdo de ruptura debe ser refrendado por KPMG, algo que parece que ya ha hecho, explican fuentes financieras. Esta consultora había sido elegida para realizar una valoración económica no vinculante.

Allianz en España, (Allianz Seguros, Fenix Directo, Allianz Popular Vida) cerró el pasado año con un beneficio de 277 millones de euros. La cifra es un 1% mejor que la de 2017, pero aún está lejos de los 295 millones de euros que llegó a ganar en 2014. El activo de la participación de Santander en Allianz Popular alcanzaba los 3.328 millones de euros en 2018 y durante ese ejercicio generó a la entidad un beneficio neto de 113 millones.

Allianz aspira ahora a cerrar un acuerdo con BBVA para ser su socio en seguros. También prevé, según varias fuentes, impulsar su negocio de fondos de inversión con una amplia red de agentes propia, emulando a su matriz de Alemania.

Por debajo de algunas valoraciones. Los algo menos de 1.000 millones que ha ofrecido Santander y Allianz están por debajo de las estimaciones de varios bancos de inversión, que elevaban el precio del 60% de la compañía de seguros y fondos de Popular en manos de la firma alemana en unos 1.500 millones de euros.

Aegon. Aegon acordó un precio por el nuevo pacto suscrito con Santander el pasado año de 225 millones, a los que se suman otros 75 millones potenciales en función de varias variables para ampliar su negocio. Con este dinero se compensaría parte del desembolso que tiene que hacer Santander a Allianz.

Fuente: Cinco Días