El exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato saldrá 12 días de la prisión madrileña de Soto del Real, en la que está ingresado desde octubre de 2018 por las tarjetas «black» de Caja Madrid, aunque sigue sin obtener la «semilibertad» a pesar de haber cumplido más de un cuarto de su condena.

Según fuentes jurídicas, desde la prisión se concedió a Rato un permiso para salir del centro durante dos bloques consecutivos de 6 días y el juez así se lo trasladó al que fuera también ex director gerente del FMI, pero faltaba el visto bueno final de la Fiscalía, que se ha conseguido ahora.

El permiso penitenciario llega después de que Rato haya cumplido desde el pasado diciembre más de un cuarto de su pena por las «black», lo que permitió al resto de condenados obtener el tercer grado o «semilibertad».

Fuente: Cinco Días