Sacudida en el capital de MásMóvil. En un hecho relevante remitido a la CNMV, Providence, primer accionista de la teleco, señala que este lunes, Deutsche Bank y JP Morgan, en su condición de entidades colocadoras, están realizando la colocación privada de un bloque de 2.200.000 acciones de la operadora representativas de aproximadamente el 11,03% del capital social, en nombre y por cuenta del gigante del capital riesgo. Providence es el primer accionista de la teleco con cerca de un 18% del capital (sin incluir los convertibles que tiene en su poder). A precio de mercado, dicha participación tendría un valor de 202 millones de euros. 

El proceso se está realizando mediante un proceso de colocación acelerada dirigido a inversores cualificados, que se espera que finalice este martes. El free float de MásMóvil aumentará desde el 30% actual a cerca de un 41% del total de las acciones. Los términos, incluido el volumen y el precio por acción definitivos, se determinarán una vez finalizado el proceso de colocación acelerada y se harán públicos mediante la remisión del oportuno hecho relevante. 

Fuentes del mercado señalan que en las últimas semanas ha habido una fuerte demanda para comprar acciones por parte de grandes inversores institucionales, pero no pudieron cumplimentar dicha inversión puesto que no había papel suficiente en el mercado. De esta forma, MásMóvil verá aumentada su liquidez en Bolsa, permitiendo la entrada de nuevos inversores institucionales. 

Como consecuencia de esta colocación, Providence continuará siendo titular de 1.391.565 acciones de la teleco, representativas de un 6,97% de su capital social, y 178,5 millones de euros de valor nominal de bonos convertibles con vencimiento en octubre de 2024 y actualmente convertibles en 8,11 millones de acciones de la operadora, a un precio de conversión de 22 euros por acción. Es decir, habría vendido en torno a un 20% del total de su participación.

En el hecho relevante, Providence indica que dichas participaciones representan en su totalidad aproximadamente el 28,72% del capital social de la operadora asumiendo la conversión de los bonos y de los restantes instrumentos convertibles vivos. Providence se mantendrá como principal accionista, al incluir los citados bonos convertibles, y mantendrá sus dos representantes en el consejo de administración.

La familia Ybarra Careaga posee cerca de un 17% del capital de la operadora, por un 10,4% de la familia Domínguez, propietarios del grupo textil Mayoral. 

El gigante del capital riesgo ha asumido un compromiso de no disposición (lock-up) de las acciones de su propiedad y de los bonos convertibles titularidad de entidades de su grupo sin autorización previa de las entidades colocadoras durante un plazo de 90 días desde la fecha de fijación del precio y volumen definitivos de la colocación acelerada.

Con este movimiento, Providence parece haber querido aprovechar la fulgurante subida en Bolsa de la teleco desde el verano de 2016, cuando se hizo fuerte en el capital de MásMóvil al suscribir una emisión de bonos convertibles por 165 millones de euros, y acudir a la ampliación de capital destinada a captar fondos para financiar la compra de Yoigo. El aumento de capital se hizo a un precio de 19,55 euros. 

Las acciones de MásMóvil han cerrado este lunes en 92,5 euros, cifra que supone una revalorización cercana al 373% con respecto al precio de la ampliación de capital. El precio actual se sitúa a un paso de su máximo histórico de 95 euros, registrado hace pocos días. 

Durante 2017, MásMóvil fue una de las estrellas de los mercados financieros españoles al saltar del MAB a la Bolsa. De hecho, fue la primera compañía en dar ese salto. 

En términos operativos, MásMóvil se ha convertido en la operadora que más crecimiento ha registrado tanto en el mundo del móvil como en la banda ancha fija. En octubre, la teleco mejoró sus estimaciones para el conjunto del año, y captar 800.000 clientes de banda ancha y móvil de contrato, frente a una estimación anterior de 500.000.

Fuente: Cinco Días