Los trabajadores de Eulen encargados de los controles de seguridad del Aeropuerto de Barcelona-El Prat han iniciado a las 11:00 horas de hoy una asamblea en la que decidirán si convocan una nueva huelga para rechazar las «represalias» aplicadas por la empresa.

En declaraciones a los medios al inicio del encuentro, el asesor del Comité de huelga, Juan Carlos Giménez, ha detallado que hasta el momento ha habido dos despidos efectivos y dos sanciones de índole económica, pero ha previsto «represalias en masa» una vez se aleje el foco mediático del conflicto, que se desató a finales de julio y que ha provocado recurrentes colas en El Prat.

«La empresa tiene dos meses para efectuar estas sanciones y en Infojobs están pidiendo 100 vigilantes para el aeropuerto, con lo cual prevemos que cuando ya mediáticamente se haya acabo, habrá más represalias», ha subrayado.

En la asamblea de hoy también se informará de cómo transcurrió la reunión mantenida esta semana con el árbitro designado por el Estado, Marcos Peña, que deberá dictar el laudo obligatorio sobre el conflicto primigenio, que consistía en la reivindicación por parte de los trabajadores de mejores condiciones laborales y salariales.

Giménez ha insistido en que no se trata de una cuestión meramente económica, sino que hay un grueso de peticiones que atañen a cuestiones como la paridad o los descansos del personal.

A la asamblea de hoy, que se celebra en el equipamiento polivalente Delta del Llobregat de El Prat de Llobregat (Barcelona), están llamados a votar los 350 trabajadores de Eulen en el aeropuerto barcelonés.

Fuente: Cinco Días