Las estaciones de servicio de España y Portugal tendrán una facturación global de 38.375 millones de euros al cierre de 2019, según el Observatorio Sectorial DBK de Informa. La cifra supone un 4,2% más que el mismo ejercicio de 2018, pero el ritmo de crecimiento del valor de las ventas se ha moderado en comparación con los ascensos del 9,9% y el 10,2% contabilizados en 2017 y 2018, respectivamente. La moderación se debe, según el informe, a una ralentización del crecimiento del volumen de la demanda y de los precios del carburante.

El volumen de negocio en España en 2019 podría alcanzar los 31.350 millones de euros, frente a los 29.900 millones del año anterior. En el mercado portugués se prevé una cifra ligeramente superior a los 7.000 millones.

Las gasolineras canalizaron el 97,7% de las ventas globales de gasolina en el conjunto del mercado ibérico en 2018, así como el 77,7% de las de gasóleo de automoción. Las estaciones de servicio españolas y portuguesas vendieron un volumen de carburante de 28,19 millones de toneladas durante ese periodo (un 2,2% más que en el año anterior), de las cuales 5,98 millones corresponden a gasolina (un 3,9% más que en 2017) y 22,22 millones a gasóleo de automoción (un 1,7% más).

En cuanto a las ventas de carburantes en el mercado ibérico, en 2018 se situaron en 40,60 millones de toneladas, lo que supone un 2,4% más que en el ejercicio anterior. El volumen comercializado en España fue de 34,69 millones de toneladas, un 2,6% por encima del registrado en 2017. El de Portugal contabilizó un repunte del 0,9%, alcanzando los 5,92 millones.

Según el observatorio, el número de gasolineras que operan en el mercado ibérico también aumentó ligeramente durante el ejercicio de 2018. En diciembre de ese año se contabilizaron 13.878 estaciones, alrededor de 150 más que a finales del año anterior. A pesar de ese aumento del 1,1%, se observa una ralentización en el ritmo de crecimiento respecto a años anteriores. En España existían 11.038 estaciones en 2017, sin considerar las 571 gasolineras pertenecientes a cooperativas. En Portugal el número de gasolineras se incrementó un 1,4% hasta situarse en 2.840.

En el mercado español, la mayoría de las estaciones de servicio actualmente operativas pertenecen a marcas de compañías petroleras y mayoristas de carburantes como Cepsa, BP, Galp, Saras Repsol. Esta última fue precisamente la que cerró el año anterior como el principal operador nacional en términos de puntos de venta, con 3.350 instalaciones. Sin embargo, cada vez son más las estaciones independientes vinculadas a cadenas de hipermercados y supermercados que ganan cuota de mercado en el sector. Estas cadenas buscan diferenciarse de sus competidores tradicionales mediante descuentos y servicios ajustados. Según la memoria anual de AOP (que integra a Repsol, Cepsa, BP, Disa y Saras), son las marcas alternativas las que más crecieron el año pasado, alcanzando los 2.995 puntos de venta.

Fuente: Cinco Días