La CNMV ha concluido sus actuaciones de análisis sobre el tuit que Ana Botín publicó la tarde en la que acordó el salvamento de Dia. El regulador considera que «no existe base suficiente» para iniciar un procedimiento sancionador contra la presidenta del Banco Santander.

Botín afirmó en su cuenta de esta red social que había alcanzado un acuerdo con el accionista mayoritario de Dia, el inversor ruso Mijail Fridman, para refinanciar la deuda de la empresa y salvarla del concurso de acreedores. Lo hizo sin recurrir a un hecho relevante, como suele ser habitual para este tipo de informaciones, y antes del cierre del mercado. Algo que provocó un rápido desplome de la cotización, de hasta el 7%, que se mitigó al cierre.

La CNMV dijo entonces que analizaría el tuit de Botín. Ahora la entidad presidida por Sebastián Albella anuncia que «ha concluido sus actuaciones de análisis», en un comunicado en el que afirma que ha tenido en cuenta «las alegaciones presentadas por la entidad». La conclusión a la que ha llegado el regulador es que «no existe base suficiente para iniciar un procedimiento sancionador».

Pese a que la presidenta del Santander se libra del expediente y de una eventual multa, la CNMV afirma que estudia ampliar su circular de enero sobre cómo debían los emisores de valores cotizados de manejar la información de la entidad. Y que plantean añadir criterios adicionales sobre el «momento, condiciones y otros aspectos que tanto los emisores de valores como las personas o entidades distintos del emisor deben tener en cuenta en el tratamiento, transmisión a terceros y difusión de información relativa a operaciones financieras o corporativas relevantes».

Fuente: Cinco Días