La CNMC ha dado un claro aviso a Adif y al Ministerio de Transportes, con la sanción anunciada esta mañana a la compañía pública, por lo que aprecia como una errónea estructura de cánones por el uso de la infraestructura ferroviaria y el caso omiso a una resolución del órgano supervisor que imponía su corrección. La multa deriva de una infracción grave, aunque apenas alcanza los 6.300 euros, máximo permitido por la Ley del Sector Ferroviario.

Desde la CNMC se pone el acento en que la empresa dependiente de Transportes está computando costes, en puertas de la liberalización del transporte ferroviario de pasajeros, que no deberían recuperarse por la vía de los cánones. Otro melón abierto con esta penalización es el de unas cuantías, previstas en la Ley del Sector Ferroviario, que ponen muy bajo coste al incumplimiento de las resoluciones. La propia CNMC ya demandó la actualización de este régimen sancionador, en su informe de julio de 2018 al Anteproyecto de Ley por el que se modifica la Ley 38/2015, de 29 de septiembre, del Sector Ferroviario.

La fórmula de cánones aprobada por Adif para el ejercicio 2019 habría supuesto el cobro de 27 millones “más de lo permitido”, que la CNMC no ve imputables a las operadoras ferroviarias. La sanción se produce en plena revisión de los cánones de 2020, los primeros que afectan a un mercado de transporte de pasajeros ya liberalizado.

Pese a que el órgano que preside José María Marín Quemada enmendó el año pasado la propuesta de cánones de Adif, esta fue aprobada por Fomento sin cambio alguno. Finalmente el sistema ahora sancionado no pudo entrar en vigor por la falta de Presupuestos Generales del Estado, siendo prorrogados los de 2018.

La CNMC resalta que los cánones han de estar orientados, tal y como apunta la Ley del Sector Ferroviario, a cubrir los costes directos de Adif y Adif Alta Velocidad. Y es el Reglamento europeo 2015/909 el que apunta cómo deben calcularse. La CNMC, por su parte, realiza una tarea de supervisión previa a la aprobación de los precios que deben afrontar Renfe y sus competidores.

En el caso de los cánones de 2019 presentados por Adif y Adif Alta Velocidad, “la CNMC constató que no cumplían con la normativa y solicitó una reducción de los costes recuperables a través de los cánones ferroviarios de más de 43 millones de euros”.

Fuente: Cinco Días