La firma de inversión KKR y el directivo Enrique Francia han renunciado a entrar en el Dentix después de comprobar la situación real de la compañía durante la preceptiva ‘due diligence’, informaron a Europa Press en fuentes próximas a la operación.

La decisión de KKR, que había alcanzado un acuerdo para convertirse en socio mayoritario de la cadena dental, se produce solo una semana después del nombramiento de Francia, exCEO del grupo Vips, como futuro consejero delegado de la compañía y a días de firmar un canje de deuda por capital.

KKR se ha percatado en los últimos días de que se le había proporcionado información financiera errónea y/o incompleta durante la fase inicial del due diligence de la inversión, gracias al trabajo de Enrique Francia y su equipo.

Por ello, KKR ha comunicado oficialmente que ha decidido dar por terminada la transacción anunciada a finales del año pasado de un canje de deuda por capital y la provisión de capital adicional a la empresa, acogiéndose a su derecho legal a no hacerlo.

KKR inyectó 20 millones de dinero nuevo en la cadena fundada por Ángel Lorenzo en diciembre, siendo descubierto el problema en la última fase de la due diligence y tras el trabajo de Enrique Francia y su equipo.

La firma de inversión estadounidense ya había invertido 160 millones en los últimos años. Estos créditos ahora corren el riesgo de ser irrecuperables, lo que convierte a KKR en una de los principales acreedores afectados por la situación, junto con pacientes y empleados. KKR ejercía de simple prestamista con información limitada como compañía privada que era, y no cotizada.

KKR, que abrió su oficina en Madrid en 2014, dispone de una amplia trayectoria en España, en la que ha invertido más de 5.000 millones de dólares (4.521 millones de euros) en más de 20 transacciones en capital privado, sector inmobiliario, infraestructura y crédito. La cartera de compañías de la firma emplea aproximadamente a 9.000 personas en España. 

Fuente: Cinco Días