Los títulos de Alphabet han llegado a ceder cerca de un 8% en Wall Street, aunque al cierre las caídas se moderaron hasta el entorno del 6% -situando los títulos en mínimos de enero- después de que el viernes The Wall Street Journal publicase que el Departamento de Justicia de EE UU (DOJ) está preparando una investigación por prácticas monopolísticas contra la matriz de Google. De materializarse esta acción, confirmada por tres personas familiarizadas con el asunto, se trataría de la primera investigación de este tipo tomada por la Administración de Donald Trump contra una gran tecnológica. Alphabet es propietaria de plataformas como Youtube, del sistema operativo Android y de aplicaciones tan populares como Gmail o Google Maps.

El citado periódico asegura que el DOJ está desarrollando dicha investigación sobre Google después de haber llegado a un acuerdo con la Comisión Federal de Comercio (FTC) para asumir el control del caso antimonopolio.

Más información

Los responsables de vigilar las prácticas anticompetitivas en el mercado de EE UU están cada vez bajo una mayor presión de demócratas y republicanos que quieren endurecer la vigilancia a compañías como Google y Facebook. Mientras EE UU se había mantenido al margen de las prácticas de estas compañías permitiéndoles dominar cada uno de sus mercado, la Unión Europea ya ha multado en tres ocasiones a Google por un total de 8.000 millones de euros.

Bruselas le impuso el pasado marzo una sanción de 1.490 millones de euros por sus prácticas anticompetitivas en el mercado de la publicidad digital a través de su plataforma AdSense for Search. Antes, en junio de 2017 y en julio de 2018, le había impuesto otras dos multas de 2.420 millones y 4.343 millones por favorecer a su servicio de comparación de precios (Google Shopping) y por las restricciones que aplicaba a los fabricantes de móviles y tabletas con Android para favorecer sus propios servicios, respectivamente.

Ahora es EE UU y no los reguladores de Bruselas quien pone a Google en su punto de mira. La FTC creó un grupo de trabajo a principios de este año para analizar el comportamiento de los gigantes tecnológicos, entre ellos, Google, Amazon y Facebook. 

Google desconoce por el momento en qué se está centrando el Gobierno estadounidense aunque espera recibir más información a lo largo de la semana. No obstante, desde Merrill Lynch afirman que la investigación podría prolongarse hasta cinco años, dando lugar a una nueva regulación para estas compañías o incluso derivando en una ruptura de la compañía. Las voces que aseguran que Google, y los otros gigantes estadounidenses citados, están amasando demasiado poder y amenazan a sus rivales y a los consumidores, crece.

Muchos políticos demócratas (entre ellos la senadora Elizabeth Warren) y republicanos advierten sobre la necesidad de dividir a estas compañías, que no paran de amasar más y más datos, dañando a las pequeñas empresas y limitando la innovación.

La vigilancia al gigante de internet ha arrastrado a otras tecnológicas: Facebook ha caído un 7,5%, Amazon ha cedido un 4,6%, Twitter, un 5,5%, y Apple, un 1%. «Si el departamento de justicia sigue adelante, la investigación dará voz a los más críticos con Facebook, Amazon y otras grandes tecnológicas haciendo que la retórica se caliente de cara a las elecciones de 2020», según asegura Justin Post, analista de Merrill Lynch. 

Google no solo mantiene hoy una posición dominante en el mercado de las búsquedas y la publicidad, también con su sistema operativo móvil Android, y todo apunta a que su posición también será claramente de dominio en mercados futuros como la conducción autónoma. Si la investigación del DOJ va adelante, como todo apunta, supondrá un gran desafío al gigante de internet similar al que vivió Microsoft en la década de 1990 en uno de los últimos casos importantes de antimonopolio en EE UU. El gobierno de EE UU alegó en ese momento, según recuerda The Washington Post, que Microsoft violó las leyes federales antimonopolio para proteger su sistema operativo dominante, Windows, y aplastar a sus competidores.

La agencia Reuters indicaba este lunes que la FTC se ha reservado el derecho de examinar cómo las prácticas de Facebook (que adquirió Instagram y WhatsApp) afectan a la competencia digital. La misma agencia indicaba que el Departamento de Justicia de EE UU estaba investigando a Apple y Amazon en una operación que forma parte de una revisión que llevan a cabo sobre las empresas tecnológicas y que afecta a los cuatro gigantes estadounidenses. Según Reuters, en las últimas semanas se reunieron la División Antimonopolio del Departamento de Justicia y la Comisión Federal de Comercio y acordaron otorgarle a esta última la jurisdicción para emprender posibles investigaciones antimonopolio de Apple y Google.

Fuente: Cinco Días