El grupo turístico español Globalia prevé empezar a operar vuelos en Brasil antes de fin de año para convertirse en la primera compañía de capital 100 % extranjero en obtener una licencia para ello e invertir también en otras áreas del turismo del país como los hoteles.

Se trata de una «oportunidad histórica», según su consejero delegado, Javier Hidalgo, quien agradeció esta decisión en una reunión el jueves al presidente brasileño, Jair Bolsonaro, ha informado este viernes Globalia en un comunicado.

El ministro de Turismo de Brasil, Marcelo Alvaro Antônio, afirmó al término de la reunión que la entrada de una nueva empresa en el mercado «permitirá reducir los costes de los billetes aéreos y beneficiará a los ciudadanos brasileños que deseen viajar. Es sólo el primer paso, vamos en busca de otros competidores», ha agregado.

Globalia está estudiando las rutas que le permitan situarse en Brasil y, «si todo sale como esperamos, tenemos la intención de empezar a operar antes de fin de año», ha declarado Hidalgo.

El grupo, integrado por empresas como la aerolínea Air Europa, la hotelera Be Live o las agencias Halcón Viajes, espera tener «en el menor tiempo posible un plan de negocio y un estudio de las posibilidades» que se le presentan con esta oportunidad.

Hidalgo se ha comprometido a crear empleo y a ayudar a la administración de Bolsonaro a cumplir con el objetivo de su gobierno de duplicar el número de turistas, hasta superar 12 millones, ha informado este viernes Globalia en un comunicado.

Brasil es un país especial para el grupo español porque fue una de sus primeras rutas transoceánicas, hace ya más de 20 años, y Air Europa cuenta hoy con vuelos directos a Sao Paulo, Salvador de Bahía y Recife.

Hidalgo ha expresado al presidente brasileño su voluntad de desarrollar también en el país sudamericano «el modelo de gestión hotelera» que el grupo lleva a cabo en Europa y en el Caribe.

Asimismo, le ha trasladado el compromiso de Globalia con la transformación tecnológica y con el talento, a través del hub global de innovación en turismo (Wakalua), impulsado en colaboración con la Organización Mundial del Turismo (OMT).

«Apenas estamos empezando a vislumbrar las posibilidades de esta industria, y veremos muchos cambios en cómo se viaja y se experimenta el turismo. Siempre en un marco de sostenibilidad económica, social y ambiental», ha subrayado.

Wakalua diseña junto al Ministerio de Turismo de Brasil un programa de gran impacto para el desarrollo y la dinamización del ecosistema emprendedor de la industria.

«Como es natural, hoy sentimos un sincero entusiasmo ante la posibilidad que se nos brinda de participar en un sector en crecimiento sostenido y de indudable valor para la economía brasileña», ha declarado Hidalgo al presidente brasileño, a quien ha agradecido su política reformista.

La Agencia Nacional de Aviación Civil (ANAC), el órgano regulador del transporte aéreo en Brasil, aprobó la concesión de explotación de servicio regular de pasajeros al grupo español, con lo que podrá actuar también en el mercado brasileño.

La autorización se produce como consecuencia de un decreto firmado en diciembre pasado por el entonces presidente Michel Temer (2016-2018) y respaldado tanto por el actual gobierno de Bolsonaro, como por el Congreso brasileño.

El texto permite que empresas extranjeras compren la totalidad del capital accionarial de las aerolíneas nacionales o abran sus propias filiales en el gigante suramericano.

La participación de las empresas extranjeras en la estructura de capital de las aerolíneas brasileñas estaba limitada a un 20 % antes de esa medida.

Fuente: Cinco Días