Los accionistas de FCC han elegido en masa la opción de cobrar el dividendo, de 0,4 euros por título, en papel de nueva emisión. De hecho, el grupo que controla Carlos Slim apenas tendrá que desembolsar 9,5 millones en efectivo sobre una cifra máxima comprometida para retribuir a sus inversores de 151,5 millones de euros.

FCC, que tenía suspendido el dividendo desde 2013, ha ofrecido por primera vez la fórmula del dividendo flexible y el resultado es que un 99,33% de los derechos de asignación han optado por recibir acciones nuevas, lo que ha supuesto una ampliación de capital del 3,55% ó 13,4 millones de acciones nuevas en el citado aumento de capital liberado.

El 0,67% restante ha vendido sus derechos a la empresa. Estos últimos han merecido un desembolso bruto de 1,009 millones por parte de FCC.

FCC, que tenía suspendido el dividendo desde 2013, ha ofrecido por primera vez la fórmula del dividendo flexible con el resultado es que un 99,33% de los derechos de asignación han optado por recibir acciones nuevas

De forma complementaria, la entidad ha anunciado esta mañana ante la CNMV que pagará un dividendo compensatorio de 0,638 euros por cada acción liberada, sobre las que se calculó un precio de cotización de 10,981 euros por título.

Con todo, el desembolso compensatorio es de 8,57 millones de euros, lo que sumado a los 1,009 millones entregados como dividendo en efectivo resulta un pago contante y sonante de 9,58 millones de euros.

Complemento previsto

La fórmula del dividendo flexible, publicada el 9 de mayo ante la CNMV, contemplaba el pago de un dividendo compensatorio en efectivo para los accionistas que optaran por recibir acciones nuevas liberadas. Se busca que resulte equivalente transmitir los derechos de asignación gratuita a FCC y cobrar en acciones liberadas de la sociedad.

De los 151,5 millones distribuidos por la constructora, ya sea en acciones o en efectivo, al accionista de control Carlos Slim le correspondían 93 millones en función de su participación del 61,1%. La segunda accionista, Esther Koplowitz, conserva un 20% de FCC y su bolsa alcanzaba los 30 millones de euros.

Los 0,40 euros de dividendo encerraban una rentabilidad del 3,69% sobre el cierre del 7 de mayo, jornada previa a la celebración de la junta de accionistas en que fue aprobado el retorno de la retribución al accionista.

Fuente: Cinco Días