El consejo del Gobierno vasco ha aprobado este martes la compra del 7,31 % del grupo lácteo Kaiku por 6,6 millones. Esta participación estaba en manos de Ekarpen, un fondo de capital riesgo participado por el Ejecutivo de Vitoria, las tres diputaciones de la comunidad, Corporación Mondragón y Kutxabank.

De esta forma, Kaiku sigue contando con el apoyo de las administraciones vascas «por su arraigo en Euskadi», según ha comentado Pedro Aspiazu, consejero de Hacienda y Economía. De hecho, la corporación agroalimentaria es clave para la red de productores lácteos locales. Sus camiones recorren los caseríos para recoger la leche de las explotaciones ganaderas, ubicadas en zonas apartadas. Es una logística que propicia el «kilómetro cero» que reduce el impacto ambiental del transporte.

El gabinete que lidera el lehendakari Iñigo Urkullu se convertirá en un accionista permanente de Kaiku, ha declarado de Aspiazu, que ha definido como «temporal» el paso de Ekarpen por su capital. La entrada del nuevo inversor público se realizará a través del Instituto Vasco de Finanzas (IVF).

Kaiku, con sede en San Sebastián, inició su trayectoria en la década de los 50 del siglo pasado, integrando luego a las primeras cooperativas de ganaderos, como Beyena, Gurelesa y la propia Kaiku. El año pasado facturó 393,3 millones con un Ebitda (beneficio bruto de explotación) de 23,6 millones. Su capital, hasta la próxima entrada del Gobierno vasco, está integrado por Emmi (73,47 % de los títulos), la cooperativa Kaiku con el 10,79 %, un 0,20 % de Lleters, otro 8,23 % de Laboral Kutxa y el 7,31 % de Ekarpen.

Más adelante, esta participación de Kaiku pudiera integrarse en el fondo Finkatuz que el Gobierno vasco promueve para entrar en el capital de empresas consideradas estratégicas para Euskadi. Planteado para contar con unos recursos de 100 millones y en fase de constitución, la primera inversión del Ejecutivo de Vitoria fue la compra el año pasado del 1,24 % de CAF por 15 millones.

Aspiazu ha adelantado que las grandes líneas de actuación de Finkatuz se diseñarán durante el próximo ejercicio.

Fuente: Cinco Días