El Gobierno español ha nominado a Indra como coordinador nacional industrial en el programa europeo de Defensa FCAS (Future Combat Air System), el mayor programa conjunto europeo de defensa hasta el momento y el más ambicioso en términos de desarrollo tecnológico, según informó ayer la compañía en una nota de prensa. FCAS “es un programa crítico para España en clave de soberanía, desarrollo tecnológico e industrial y creación de empleo de alta cualificación”, señala la nota.

Indra desempeñará esta labor junto a los líderes industriales designados a su vez por Francia y Alemania, Dassault y Airbus, respectivamente. La elección, indica la compañía, es un reconocimiento de las capacidades de Indra en sistemas de Defensa, su experiencia en programas internacionales y su idoneidad para coordinar y ejercer de elemento tractor de la industria española.

Indra, en estrecha colaboración con el Ministerio de Defensa y en el marco del plan de desarrollo industrial asociado al programa, trabajará para que la industria española alcance el máximo nivel de participación en éste y para facilitar su acceso a las oportunidades de generación de conocimiento, desarrollo de negocio y de capacidad exportadora, creación de tecnologías utilizables también en el ámbito civil y generación de empleo de alto valor.

El FCAS generará altas dosis de conocimiento y valor añadido para las empresas españolas y les proporcionará la oportunidad de desarrollar productos exportables más allá del programa.

Para el grupo que preside Fernando Abril Martorell, la designación como coordinador nacional supone un importante impulso, que “fortalece su credibilidad y mejora su capacidad competitiva y de acceso a grandes programas internacionales”.

Además, a medio y largo plazo los desarrollos tecnológicos de primer nivel que incluye el programa fortalecerán su capacidad de desarrollo futuro de las tecnologías en las que hoy ya es líder en España y Europa, asegurándose el mantenimiento de ese liderazgo en los próximos 20 años. Con ello, Indra aumentará su capacidad de generación de ingresos vía exportación y sus posibilidades de atracción y retención del mejor capital humano.

Fuente: Cinco Días