El Corte Inglés encadenó en 2016 su tercer ejercicio de crecimiento tras los años de contracción del consumo. La compañía prosigue su recuperación y supera en su último curso, cerrado el pasado 28 de febrero, los 15.500 millones de euros de facturación, con un incremento del 2%. Se trata de su cota más alta de los últimos cinco años.

La mejoría se está traduciendo también en un aumento del resultado del grupo. El ejercicio cerró con beneficio neto de 161 millones de euros, un 2,4%. Si bien, el resultado se ha visto impactado por el proceso de bajas incentivadas que acometió la compañía y que ha supuesto un incremento inferior al obtenido el año anterior, cuando se creció más de un 30%. La empresa acumula un incremento del resultado del 37% respecto al ejercicio de 2014, y ya se aproximan las cifras a las regristradas antes de 2013.

“La mejora refleja se refleja tanto en el crecimiento de la economía española como en el protagonismo de El Corte Inglés en el complejo marco de la distribución”, aseguró ayer Dimas Gimeno, presidente de la empresa en su discurso en la junta de accionistas, que, por primera vez en varios años, aprobó por unanimidad todas las propuestas formuladas por el consejo de administración.

Los cambios están llegando a todos los puntos de la gestión del grupo, también al consejo. La junta general de accionistas ha nombrado como consejeros a Jesús Nuño de la Rosa y Coloma, y a Víctor del Pozo Gil, director general de retail. En el último año, la compañía ha creado un comité de dirección para agilizar la toma de decisiones y ha dado entrada a Nuño, quien ocupa el sillón del histórico directivo Jesús Hermoso Armada.

El grupo confía en que el ejercicio cerrado en febrero suponga la base para caminar “hacia la vuelta a los años dorados” de la empresa, según aseguran fuentes oficiales de El Corte Inglés. Muestra de ello es que los datos de los primeros meses del ejercicio 2017-2018 hacen prever a los responsables del líder europeo de grandes almacenes que el presente curso supere las cifras del pasado. El propio presidente así lo confirmó ayer a los accionistas: “La próxima semana comienza la segunda parte del ejercicio 2017. Se inicia con alentadoras perspectivas, tanto de ventas como de beneficios, según los datos ya contrastados del primer semestre”.

La mejora del consumo entre los españoles que señalan los principales indicadores macroeconómicos se está trasladando a un incremento de la rentabilidad de la compañía. El curso 2016 cerró con un alza en el ebitda del 7,5%, quedándose al borde de los 1.000 millones –980 millones–. El ebit se incrementó el 6,8%, hasta rondar los 320 millones. También mejoran, aunque ligeramente, sus fondos propios (9.917 millones) y el flujo libre de caja (891 millones).

MÁS INFORMACIÓN

Así, la compañía cerró el ejercicio con un incremento en todas las variables económicas. También ha elevado sus inversiones, hasta los 368 millones frente a los 355 millones del año anterior

El grupo afronta en los últimos años su adaptación a las nuevas formas de consumo. El incremento exponencial del comercio electrónico también está llevando a que el grupo digitalice sus sistemas. El propio Gimeno destacó ante los accionistas que el “gran desafío” de la compañía es la búsqueda de un modelo que camine hacia la omnicanalidad, con la integración de la tienda física y online. El presidente señaló que los esfuerzos de la compañía se centrarán en optimizar los procesos internos, dedicar inversiones a la innovación y avanzar en la transformación digital.

A ello se unen los cambios que está abordando societariamente la compañía, ya en este ejercicio. La junta de accionistas aprobó ayer la fusión de Hipercor con los grandes almacenes, con el fin de mejorar la oferta, eliminando duplicidades. La iniciativa llega después de que El Corte Inglés haya reforzado la gestión en Sfera, con la creación de un consejo de administración propio con el que abordar la apuesta por el crecimiento internacional de la filial de moda textil. Prácticamente todos los negocios del grupo, salvo Hipercor y la agencia de viajes, han incrementado su negocio en el pasado ejercicio y solo Bricor se mantiene en pérdidas.

Tras haber reestructurado y reducido deuda en el ejercicio de 2015, durante el pasado curso el grupo ha mantenido su pasivo en un nivel similar al curso previo: 3.877 millones. Fuentes oficiales de la compañía consideran que es un apalancamiento cómodo para abordar los retos que tiene sobre la mesa. Además ha continuado mejorando los costes del pasivo.

El plano internacional también está presente en la estrategia de la compañía. Si bien mantiene en el cajón los planes de llevar los grandes almacenes fuera de España y Portugal, algunos de los negocios ganan en su expansión internaciona, como el caso de Sfera, Informática El Corte Inglés o la agencia de viajes. Aunque esta exposición a algunos mercados está sufriendo un impacto negativo de los tipos de cambios, la empresa seguirá apostando por internacionalizar estas áreas. Pero la mirada fuera de España también se plasma en el interés de la empresa por continuar creciendo en el turismo de compras, con iniciativas para atraer a viajeros de lugares como China, Rusia, Oriente Medio o Latinoamérica.

Acelera en el ‘ecommerce’: aumenta la facturación un 40%

El Corte Inglés ha metido en 2016 una marcha más en la venta a través de internet. La enseña mejoró en el pasado ejercicio las principales magnitudes que resumen la marcha de este negocio. Según datos de Statista, incrementó un 60% el número de pedidos, un 40% la facturación online y un 25% el tráfico de su página web.

La compañía se sitúa por encima del sector y crece el doble que la media de sus competidores. Una posición de referencia asentada sobre la mejora del segmento de la alimentación. Un área que aumentó sus ventas por internet un 20% en el último ejercicio.

La apuesta de El Corte Inglés en este área se centra en la omnicanalidad, la integración de las tiendas físicas en el entorno online. En el último año potenció su estrategia en tres servicios: Click&Express (entregas en menos de dos horas), Click&Collect (recogida en tienda) y Click&Car (recogida en el aparcamiento). Tanto es así que en 2016 amplió sus repartos en dos horas a toda España para lo que se sirvió de su red de tiendas presentes en 283 municipios de todo el territorio.

Este impulso al ecommerce transciende al negocio de los grandes almacenes. El grupo resalta cómo ha potenciado la oferta web de Bricor para liderar segmentos como baño, jardín o césped.

La adaptación a las nuevas modalidades de venta es una arista del proceso de transformación tecnológica de El Corte Inglés. Así, ha obtenido un préstamo de 116 millones del Banco Europeo de Inversiones (BEI) para financiar los tareas de I+D+i en las que se encuentra inmerso el grupo.

Fuente: Cinco Días