La Junta General del Colegio de Abogados de Madrid (ICAM) ha aprobado los presupuestos de la institución para 2019 con 984 votos a favor (83,6% de apoyo), 184 en contra y 9 abstenciones. Esta votación ha recibido el respaldo mayoritario de los colegiados a unas cuentas “pensadas para todas y para todos, ejercientes y no ejercientes, jóvenes y mayores, abogados del turno, autónomos, pymes, despachos medianos y grandes”, en palabras del decano José María Alonso.

Las cuentas contemplan actualmente una cifra de gastos de 30.631.000 euros que recoge el primer año de amortización del Proyecto Tecnológico por importe de 1.113.000 euros. A nivel de ingresos se estiman 29.518.000 euros, lo que genera un presupuesto deficitario en más de un millón de euros correspondientes a la amortización del proyecto. Si se descuenta el efecto de la amortización del Proyecto Tecnológico en la cifra total de gastos para 2019, el presupuesto asciende a 29.518.000 euros, con un incremento del 3% con respecto al presupuesto del ejercicio anterior.

Fin del Proyecto tecnológico

Durante el acto, el decano anunció que la empresa proveedora del Proyecto, IBM, no puede cumplir el contrato, por lo que ha sido suspendido. “Con fecha de hoy, el Colegio ha decidido resolver el contrato con IBM ante su flagrante incumplimiento”, ha informado Alonso, anunciando que en próximas fechas se indicará a la empresa tecnológica las cantidades que en su caso deberá abonar al Colegio por los daños y perjuicios causados por ese incumplimiento.

“El Colegio se ha dejado la piel para que este proyecto saliera adelante, pero no ha sido posible», ha señalado el decano, tras agregar que «aunque es una decisión complicada, teníamos que optar por la resolución del contrato«. Además, ha expresado su deseo de llegar a un acuerdo para evitar posibles litigios. 

Líneas prioritarias

Por otro lado, el decano ha defendido construir un Colegio útil en base a tres pilares: lograr que la Abogacía de Madrid ocupe el papel relevante que le corresponde frente a la sociedad civil y las instituciones; gestionar la institución bajo criterios de excelencia, transparencia, ética y eficacia; y poner en el centro de todas las actuaciones a los colegiados y colegiadas.

A fin de promover cuantas actuaciones sean necesarias para detectar y conocer las dificultades con las que se encuentran las abogadas y abogados en su ejercicio profesional, el ICAM potenciará el área de Defensa de la Abogacía, fomentando la comunicación con los distintos operadores jurídicos.

En el marco de la función social de la abogacía, El Colegio recoge en sus cuentas la gestión y financiación de la Asistencia Jurídica Gratuita, así como las subvenciones de la Comunidad de Madrid y del Ayuntamiento de Madrid para seguir prestando los Servicios de Orientación Jurídica Gratuita.

Para seguir fomentando la igualdad entre hombres y mujeres, el proyecto de presupuestos contempla una partida específica para sufragar las actividades vinculadas al Proyecto de Igualdad  del ICAM. Además, se analizará el coste del cambio de identidad de la corporación que, previa aprobación estatutaria, pasará a denominarse Ilustre Colegio de la Abogacía de Madrid.

Nuevos proyectos

El proyecto aprobado por la Junta General contempla la creación de dos nuevos fondos de ayuda; uno para fomentar el desarrollo profesional y otro de carácter más social que estará destinado a los colegiados que requieran especial atención asistencial o estén en riesgo de exclusión. Ambos fondos contarán con una dotación conjunta de 950.000 euros, que servirá para apoyar indistintamente a jóvenes y mayores.

Además, con una dotación de 600.000 euros, la Junta de Gobierno pondrá en marcha nuevos espacios colegiales para el desarrollo profesional y el emprendimiento de los colegiados. Para facilitar la relación entre la institución y sus colegiados, los presupuestos contemplan el desarrollo de una nueva App que permita centralizar, digitalizar y hacer accesibles los servicios en el dispositivo móvil, una iniciativa dotada con 100.000 euros de inversión inicial.

Asimismo, el Colegio impulsará la implantación de las mejores herramientas para la gestión del conocimiento con el fin de facilitar el acceso a las mejores bases de datos. Y en el ámbito de la Comunicación, el próximo año se creará el CanalICAM, un canal de televisión corporativa para acercar el Colegio a la abogacía madrileña, que contará con un presupuesto de 50.000 euros en su primer ejercicio.

Fuente: Cinco Dias.