Nuevo traspié de Uber. La compañía de transporte alternativo ha revelado hoy en un hecho relevante remitido a la Comisión de Bolsa y Valores de EE UU (SEC) que está siendo investigada por las agencias tributarias de EE UU y otros siete países, lo que le puede suponer un impacto fiscal de 141 millones de dólares (125,5 millones de euros) como mínimo en el próximo años. La empresa aclara que ha reservado «las cantidades adecuadas» para hacer frente a los resultados de estas investigaciones, pero también admite que hay «una alta incertidumbre» sobre la resolución o el cierre de las investigaciones, lo que puede «cambiar significativamente» su balance de beneficios fiscales brutos no reconocidos en los próximos 12 meses.

En concreto,en EE UU el Servicio de Impuestos Internos estadounidense estaría iniciando una investigación fiscal por los impuestos y las deducciones que la firma registró en los ejercicios 2013 y 2014. Mientras, México, Brasil, Países Bajos, Reino Unido, Australia, Singapur e India tienen auditorias abiertas entre 2010 y 2019.

«Dado el número de años restantes sujetos a examen y el número de asuntos que están siendo examinados, la compañía no es capaz de estimar la totalidad de ajustes que tendrá que realizar al balance de beneficios fiscales», ha agregado Uber. Los 141 millones de dólares está relacionado solo con sus posiciones en los precios de transferencia.

Los precios de transferencia, comúnmente utilizados por multinacionales, son una contraprestación acordada entre entidades pertenecientes a un mismo grupo de sociedades a efectos de planificación fiscal, según recoge la OCDE, una práctica a veces utilizada para declarar en jurisdicciones con menor tasa impositiva, informa Efe. Una táctica también utilizada por multinacionales como Apple o Amazon.

MÁS INFORMACIÓN

El anuncio se produce un día después de que al menos 11 bancos que suscribieron acciones en el debut de Uber en Wall Street el pasado mes hayan recomendado comprar acciones de la compañía, una vez que levantado el embargo legal, según informa Reuters. Citi, sin embargo, inició la cobertura con la recomendación de «neutral». Las acciones de Uber están subiendo hoy un 1,5%, con el rebote del sector tecnológico, que sufrió un duro castigo este lunes en bolsa. 

Sus acciones, no obstante, están por debajo del precio de sus títulos en su OPV, 45 dólares frente a los 41,92 dólares actuales. Aún así, Uber puede presumir de una mejor evolución en bolsa que su rival estadounidense Lyft, que ha perdido un tercio desde su debut en marzo. La compañía, que cerró el primer trimestre con una pérdidas de 1.012 millones de dólares frente a los 3.748 millones que ganó en el primer trimestre de 2018, salió a bolsa el pasado 10 de mayo.

Fuente: Cinco Días