El consejero delegado de Duro Felguera, José María Orihuela, presentó el viernes a los accionistas las líneas estratégicas para volver a situar a la compañía en el “lugar que le corresponde”. En esos planes destaca una apuesta por el negocio de las energías renovables y por focalizar su presencia en un número limitado de países.

Orihuela presentó estos planes durante su intervención ante la junta de accionistas celebrada en Oviedo. Allí indicó que “saben en lo que ha fallado Duro Felguera en el pasado y han establecido medidas para que eso no vuelva a ocurrir”.

El directivo pidió la confianza de todos los accionistas para llevar a cabo un plan que permita afrontar los desafíos que hay por delante y recuperar la confianza de una empresa centenaria situándola “en el lugar que le corresponde”. Destacó la intención de enfocar una nueva estrategia en energía renovable y entrar en el mercado de las redes eléctricas y enfocar su presencia geográfica en un número limitado de países. Estos serán dos de los principales líneas de su estrategia de crecimiento “realista”.

Así esa estrategia de crecimiento se apoya en seis principios fundamentales.El primero la implantación de una cultura de generación de caja en todos los contratos; segundo que cada proyecto deberá autofinanciarse; tercero la eficiencia y control de costes; cuarto primar la rentabilidad frente al crecimiento; quinto reducción de la exposición al riesgo y sexto la reducción del perímetro geográfico.

De esta forma, la revisión del plan de negocio hasta 2023 prevé elevar las ventas hasta 712 millones al final del periodo, un 70% más que en 2018, con un nivel de contratación en 2023 de unos 850 millones de euros (80 millones en 2018) y un ebitda de 41 millones.

Además de recuperar su negocio en segmentos en los que son especialistas, Duro Felguera apuesta de una manera “decidida” por las energías renovables como segmento de expansión a corto y medio plazo, para crecer en ese ámbito “lo más rápido posible”, señaló el consejero delegado. Además, manifestó que analizan la entrada en el negocio de las redes eléctricas.

En cuanto al ámbito geográfico dijo que expandirán sólo en mercados estables de la mano de sus clientes. Así apuestan por estar en menos países, pero con vocación de permanencia y en los que se impulsen todas sus líneas de negocio. De esta forma, además de recuperar el terreno en España el grupo buscará focalizarse en México, Colombia, Perú, Chile, Argelia y Oriente Medio. Fuera de esos mercados sólo se analizarán buenas oportunidades y con perfil de riesgo controlado.

Orihuela detalló las actuaciones más importantes llevadas a cabo desde su incorporación. También dio la nueva estructura organizativa y explicó la situación que atraviese cada uno de los
proyectos en curso. Dijo que están volcados en la cifra de contratación y las cifras ya dan cuenta de la recuperación de la velocidad de contratación. “Queda mucho por hacer pero los pasos demuestran que estamos en el buen camino”, manifestó.

Otras claves

Intervención del presidente. Previamente a la intervención del consejero delegado, el presidente del consejo, Acacio Rodríguez, repasó las principales cifras del grupo indicado que “todos los esfuerzos realizados el año pasado están dando frutos” y el grupo está entrando en una “senda de viabilidad y el cierre del año fiscal ha sido aceptable”.
Ampliación de capital. La banca ha reclamado a Duro Felguera una nueva ampliación de capital de entre 75 a 100 millones de euros. Esta petición se produce justo un año después de que llevara a cabo una primera inyección de capital por 125 millones de euros. La junta aprobó reducir el capital de DF en un 90% y restablecer su estructura de patrimonio neto mediante la disminución del valor nominal de las 4.800 millones de acciones en circulación.

Fuente: Cinco Días