Las autoridades francesas de la competencia han autorizado a Cellnex a comprar Iliad 7, la filial de la operadora francesa que agrupa sus torres de telefonía móvil. Así, ha aprobado la operación sin condiciones.

En un comunicado, el regulador galo ha recordado que Iliad 7 explota 5.700 emplazamientos de telefonía móvil en Francia. En su opinión, la operación no va a debilitar la competencia en el mercado para alojar equipos de telefonía móvil en Francia.

De hecho, recordó que hay competidores como Hivory, filial de SFR, y TDF. De igual forma, explicó que no prevé que haya un aumento de precios en el alojamiento de equipos ni se producirá una degradación de la calidad de los servicios prestados a los operadores.

En su explicación, la autoridad reguladora recuerda que el acuerdo de Cellnex e Iliad incluye también la compra de 2.200 torres en Italia así como de 2.800 torres en Suiza. En el caso de Suiza, el vendedor es Salt, que tiene accionista de referencia en común con Iliad, el inversor Xavier Niel. Ni en Italia ni Suiza Cellnex está obligada a recibir la aprobación de las autoridades de la competencia.

Lo cierto es que con esta aprobación, Cellnex supera un hito clave para cerrar la operación con Iliad, valorada en su conjunto en más de 4.000 millones de euros, la mayor de su historia. El objetivo final de la compañía que dirige Tobías Martínez es cerrar la transacción durante el cuarto trimestre del año.

Las acciones de Cellnex registran hoy una sesión sin apenas movimientos. Eso sí, los títulos acumulan una revalorización del 73% desde principios de año, que otorgan a la empresa una capitalización bursátil cercana a 11.000 millones de euros.

Fuente: Cinco Días