Sede operativa de CaixaBank en BarcelonaSede operativa de CaixaBank en BarcelonaREUTERS

Caixabank acelera en el recorte de costes y en la reconversión de la red de oficinas para hacer frente al nuevo entorno de tipos de interés más bajos y su impacto negativo en el negocio bancario. La entidad ha adelantado un año, a 2020, el objetivo de reducción del número de oficinas, que pasarán de las 4.219 que tenía a comienzos de 2019 hasta 3.640. Pero ahora cambia el horizonte temporal. Si inicialmente el objetivo era llegar a ese objetivo en 2021, la entidad reconoce que lo adelantará a 2020, según ha explicado en una presentación a los analistas que ha enviado a la CNMV.

El banco, de momento, cerró el 1 de agosto el plazo para que los empleados que quisieron acogerse al plan de excedente de regulación de empleo (ERE) fijado en 2.023 lo hiciesen. En el caso de CaixaBank el banco recibió 2.971 solicitudes entre prejubilaciones y bajas incentivadas.
Santander también cerrará el 22 de noviembre su ERE, que afecta a 3.223 empleados, y como en el caso de la firma que preside Jordi Gual, parece, según fuentes sindicales, que hay más peticiones de salidas que el número aprobado. De momento, hasta hacer dos semanas casi 2.000 empleados habían suscrito ya el ERE, y se esperaba un número similar de peticiones hasta noviembre, según fuentes sindicales.

Expertos financieros, de hecho, mantienen que en el caso de Santander, en un futuro podría seguir reduciendo costes con un nuevo plan de ajustes. Estas mismas fuentes mantienen que la actual estructura del banco podría soportar la salida de otros 7.000 empleados, aunque en varios ejercicios. Pero que, en cualquier caso, no sería a corto plazo.

Santander también tiene casi concluido su plan de cierres de oficinas que puso en marcha en julio, y que afecta a 1.150 sucursales. Ya ha cerrado o está a punto de cerrar 1.128 oficinas, según fuentes sindicales. Prevén así que este plan concluirá antes de fin de año.

CaixaBank, mientras, tras acelerar su plan de cierres espera cerrar el ejercicio con una tasa de incremento de costes recurrentes del 3% en 2019, frente el 5% previsto inicialmente. La entidad señala que el acelerón en la estrategia de transformación de la red de oficinas y reducción de costes se aplica para aliviar el entorno negativo de tipos. Caixabank apunta que, además, se está centrando en la reducción de gastos redundantes.

Otras claves

Reconversión de la red. Caixabank acelera en el recorte de costes y en la reconversión de la red de oficinas para hacer frente al nuevo entorno de tipos de interés más bajos y su impacto negativo en el negocio bancario, explica.
Oficinas Store. También prevé acelerar la implantación de las oficinas Store, el nuevo modelo más tecnológico y atención personalizada. El objetivo es alcanzar 600 nuevas oficinas en 2020.

Fuente: Cinco Días