Sede operativa de BBVA en Las Tablas (Madrid)Sede operativa de BBVA en Las Tablas (Madrid)

Las cifras del efecto de una posible sentencia negativa sobre la banca española por el índice de referencia de préstamos hipotecarios (IRPH) parece que se va suavizando. Barclays calcula que el posible coste neto para la banca si el Tribunal de Justicia de la Unión Europea emite una sentencia desfavorable por el IRPH el próximo 3 de marzo ascenderá a 3.600 millones de euros. La estimación incluye la consideración de retroactividad completa y de euríbor a 12 meses como índice alternativo utilizado para calcular la compensación.

En su opinión, se trata de un cálculo “realista” e inferior al que el consenso del mercado pronostica. De cumplirse, el impacto se absorbería a lo largo de los años a medida que los casos se resuelvan en los tribunales locales.

A su juicio, se trata de un cálculo “realista” e inferior al que el consenso del mercado pronostica. De cumplirse, el impacto se absorbería a lo largo de los años a medida que los casos se resuelvan en los tribunales locales.

En cualquier caso, la hipótesis principal de Barclays es que la sentencia estará en línea con la dictada por el Tribunal Supremo en diciembre de 2017, siendo favorable para los bancos.

BBVA ofreció ayer en su informe anual el impacto de esta eventual resolución desfavorable por parte del Tribunal de Justicia de la UE. Considera que es difícil de estimar a priori, pero podría llegar a ser material, y explica que el importe de los préstamos hipotecarios a personas físicas referenciados a IRPH y al corriente de pago es aproximadamente 2.800 millones de euros. Esta cifra es ligeramente inferior a un año antes, que calcula en 3.100 millones de euros estos créditos hipotecarios.

La agencia de calificación del riesgo Moody’s también se ha referido al impacto que puede tener para la banca una sentencia desfavorable del IRPH. Mantiene su perspectiva estable sobre la banca española, pero advierte de que su solvencia compara “muy desfavorablemente” con la media europea y además hay riesgos legales, entre ellos la sentencia sobre el IRPH.

Además, subraya que la solvencia media, en términos de CET1, de la banca española está en el 11,6% frente a la media europea del 14,4%.

Fuente: Cinco Días