El gigante Amazon bajará el precio de algunos productos orgánicos de consumo básico tras la compra de la cadena estadounidense de supermercados Whole Foods Market, operación que finalizará la semana que viene. 

La operación, que asciende a 13.700 millones de dólares (11.601 millones de euros), se cerrará definitivamente el próximo lunes. Los movimientos han estado muy centrados en cómo responder al mayor vendedor al por menor del mundo. Plátanos, aguacates, salmón cultivado y tilapia, huevos marrones, col rizada y lechuga, manzanas y mantequilla son algunos de los artículos afectados por esta bajada de precios.

El anuncio de la reducción de precios propició una caída de las acciones de los principales rivales. Kroger Co, el mayor operador de supermercados de Estados Unidos, cerró la jornada del jueves con una caída del 8%. Por otro lado, el gigante de comestibles Wal-Mart, obtuvo un descenso del 2%.

El índice S&P 500 Food Retail sufrió una caída que rondaba el 5%. Amazon, por otro lado, anunció que ofrecería en su página web marcas de Whole Foods, lo que provocó caídas en las acciones de vendedores de productos envasados, incluido Kellogg.

Una reducción de precios podría evitar la pérdida de clientes de Whole Foods y ayudar a que el supermercado pierda su reputación de precios elevados que generalmente son entre un 15% y un 25% más altos que en las empresas rivales. Esta reducción traería nuevos clientes, que además podrían consumir otros productos vía online.

Fuente: Cinco Días